1. VOLUMEN. Cuando perdemos grasa, sobre todo lo notamos en la ropa porque nuestro cuerpo pierde volumen. Notarás que la ropa te va mucho más holgada.

2. PESO. Cuando perdemos peso en general, perdemos agua, masa muscular y masa grasa. Si te saltas las comidas, y no haces una dieta saludable de cinco comidas al día, perderás líquido y masa muscular, y muy poca grasa.

3. EFECTO REBOTE. En dietas de pérdida de peso privativas de alimentos, se genera un efecto rebote cuando se vuelve a una alimentación normal, incluso llegando a engordar más kilos de los ya perdidos en muy poco tiempo. Esto sucede porque al privar al organismo de los nutrientes suficientes y adecuados, éste utiliza la masa muscular para generar energía y protegiendo la grasa, mucho más importante para él al percibir una escasez de alimentos, lo que se traduce en una ralentización del metabolismo y siendo más propenso a proteger la grasa del cuerpo.

4. EFECTO DURADERO. Si quieres que tu esfuerzo tenga unos resultados duraderos tu opción debe ser PERDER GRASA, y conservar el músculo con un buen consumo de proteínas sanas.

5. ENERGÍA. Una correcta pérdida de grasa sin pérdida de músculo se traduce en una musculatura más eficiente, lo que supone mayor energía y fuerza para una actividad deportiva. Una pérdida de peso, con un mayor porcentaje de pérdida de músculo que de grasa, significa menos fuerza y una musculatura débil, te sentirás débil y agotado. Esto sucede con la mayoría de las dietas.

6. ALIMENTACIÓN. Si quieres perder peso rápidamente, come poco y mal. Las consecuencias serán un gran efecto rebote y debilidad física. Si quieres perder grasa, mantén tu metabolismo activo haciendo 5 comidas al día que incluyan proteína y vitaminas. Olvídate de las grasas trans y el exceso de carbohidratos poco saludables.

7. SACIEDAD. Con una dieta adecuada, comerás más, tu sensación de saciedad se verá satisfecha y no tendrás que recurrir al picoteo entre horas que es uno de los grandes enemigos de nuestra dieta. Esto se debe a que al comer a menudo, el índice glucémico se mantiene estable controlando nuestra sensación de saciedad.

8. DEFINICION Y TONO. Con un plan adecuado, de dieta y ejercicio notarás tu musculatura mucho más definida, aumentarás el tono muscular y tu fuerza, porque perderás grasa y no músculo. Si esto no va acompañado de una correcta ingesta de alimentos, los resultados no se verán reflejados.

9. FORTALEZA MENTAL. Con una buena predisposición mental para seguir adelante, el esfuerzo cada día será más fácil porque estarás creando un hábito saludable y perdurable.

10. SI QUIERES PERDER GRASA necesitas tonificar MÚSCULO. Ir al gimnasio. El trabajo cardiovascular en el gimnasio te ayudará a quemar grasa, una hora de ejercicio diario no sólo te aportará eso, sino otros muchos beneficios en tu salud.