De toutes nos Forces (Todas nuestras fuerzas) en la que se retrata la historia de un adolescente parapléjico que convence a su padre para participar juntos en el Ironman de Niza.

Según la crítica francesa que ha estado presente en el preestreno, es una película de calidad y que muestra con fuerza una historia emocionante. El film de Nils Tavernier se centra en la figura de un chico que busca por encontrar su lugar y en ese objetivo entra participar en un triatlón de distancia ironman. Para el padre esta petición se convierte en un reto y una oportunidad de recuperar a su hijo.

Padre y madre se encuentran en un momento delicado de sus vidas y este reto sirve para alimentar de felicidad a la pareja, que se une más con su hijo.

Las imágenes son vibrantes según la crítica. El guión está basado en la historia del equipo Hoyt que forman Dick y Rick y que ha servido de inspiración para miles de personas en todo el mundo y quiere mostrar como la discapacidad física de un hijo no debe ser un obstáculo para lograr la felicidad.

El papel del adolescente con parálisis cerebral está protagonizado por Fabian Heraud, un chico de 20 años que sufre esa enfermedad en la vida real y que ha realizado un trabajo espectacular. Fabian acudió al casting convencido por su fisioterapeuta y convenció rápidamente al director.